utblac_wbs_1741

ReadAboutContentsHelp

Pages

page_0001
Not Started

page_0001

This page is not transcribed, please help transcribe this page

page_0002
Not Started

page_0002

This page is not transcribed, please help transcribe this page

page_0003
Not Started

page_0003

This page is not transcribed, please help transcribe this page

page_0004
Needs Review

page_0004

Instituto. Ad maiorem Dei Gloriam. son n[uest]ros Geno fligicos en jus Estandartes; â esta se reducen n[uest]ras acciones, y niños pasos, aun siendo n[uest]ra Vida commun en lo ante rior mirando su p[ad]re el maior obsequio de la suprema Mag[esta]d. Ya lo dize el Sumario de N[uestr]as Constituciones: La Vida es comun en lo exteior por justos respectos, mirando siempre al maior servicio Divino. Aun â N[uestr]os Jovenes Religiosos, q[ue] se educan, ô instruien en las Escuelas de Virtud, y Letras se les propone como unico fin principal: Nibil aliud in bis nisi Divinam gloriam gus rantes. El zelo de las almas se ha cultivado felizmente por gran copia de N[uestr]os Jesuitas en todos los Imperios, Reinos y Prov[inci]as de las quatro partes del Mundo, especialmente entre estas tieras, barbaras, remotas Prov[incias]; y Gentes. La Topia, la Tepeguana, la Sonora, la Cinaloa, la California, la Limeria alta, y ba xa lo publican, lo pregonan, lo aclaman; y aun q[ue] estas no lo gritaran, lo clamara, y rubricara, y diera vozes, tanta sangre derramada de Varo= nes illustres en Sanctidad, nobleza, y grandeza, q[ue] han dado, y estan dando su Vida â manos de estos crueles y sangrientos Barbaros por el bien solo, solo de sus almas sin buscar otros intereses como la maligna rabia, y ho ror de n[uest]ros emulos de pocos dias â esta parte ha dado en publicar, sino so lo el interez de sus almas propio, y suio. Bien esculpido, y gravado tienen en sus pecho los Misioneras Jesuitas este interez: Lenase en las telas de su Corazon y se leeran con admiracion estas clausulas: El fin de esta Compañía (este es su interez, este el Oro, y plata q[ue[ se busca) es no solamente aten der â la salvacion, y perfeccion de las animas propias con la Gracia Divina, mas con la mesma intensamente (notese este termino intensamente, q[ue] sue. na â mucha codicia) procurar de aiudar â la salvacion, y perfeccion de las de los Proximos. Este zelo, y bien de las almas, siglos hà lo tenian declarado, y dicho Hombres insignes, y aun N[uest]ros Invictos Augustos Reies, por q[ue] realmente en todas partes se aventajaron, y aventajan los Jesuitas en la instruccion, y enseñanzas, y amparo de los Proximos, y singularmente de estos pobres Indios, como de los demas Juventud, q[ue] tienen â su cargo. Y assi por las cedulas Reales està mandado, q[ue] se procure se quieran encargar de muchas Misiones, y Doctrinas, (lo q[ue] no ordenaran, ni mandaran, si fueran ciertas las calum nias, q[ue[ en todos tiempos, y en todas las Regiones nos han levantado n[uest]ros Emulos y especialmente en estos años, y dias pasados; y en estas Prov[incias], nobonadas, y confirmadas por su principal Gefe, enemigo declarado de la Milicia Jesuana) y singularmente en las del año de 1574, y de 1583 dirigidas â los Vienes del Peru D[o]n Fran[cis]co de Toledo, y D[o]n Martin Enrriquez, y en n[uest]ra mas moderna al Principe de Esquilabe de 28 de Marzo de 1620, cuias palabras son: (Decis q[ue] por los buenes effectos, q[ue] se siguen de q[ue] los Religiosos de la Comp[añí]a de Jesus tengan â su cargo las Doctrinas convendria se les diesse muchas, y por q[ue] en esto se tiene an mi consejo de Indias la adver tencia, q[ue] conviene, no se offrece, q[ue] responderos â ello, como quieras, q[ue] os encar go procureis s[iem]pre mostraros mui gratos con los Prelados de esta Orden; y darles el confidente, y facil despacho, q[ue] se requiere por el buen exemplo, (adviertanse estas Reales Cesareas palabras) q[ue] en su honestidad, y Vida exem

Last edit over 1 year ago by Eduardo Henrique Gorobets Martins
page_0005
Needs Review

page_0005

exemplar conservan con tanta edificaciones de las almas. 5. El servicio de N[uestros] Reies y s[enno]res lo diren sin in a d[ich]as regiones ni Mo radhias las mismas tierras y prov[inci]as. de las almas espannolas las han subiu gado a su dominio, dexando sus suelos patrios, sus honores y sus conveniencias; pasando afanes, congojas, y aflicciones, desterrados en las asperezas, en incultas breñas de estos desiertos obrando para esto y aun interpretan do n[uest]ro instituto solo por servir en obsequio a la Corona: Por q[ue] se ha dudado si los relgiosos de la Comp[añí]a de Jesus (dize en una de sus leies el S[eño]r Phelipe II) podían salir a las doctrinas de los indios segun sea Regla y pareció q[ue] por la bula de la Sanctidad del papa Adriano lo podian hacer, como los demas religiosos. Y para las islas de Philipinas está[n] otra dada por el mesmo S[eño]r D[o]n Phelipe el II por estas palabras: Y la de la Comp[añí]a se encarga de Doctrinas. Las q[ue] ha toma do la Comp[añí]a con tanto empeño, esmero, madureza de religiosos, y edificacion en todos los q[ue] los veen y familiarmente tratan q[ue] de no ai frazes ni terminos con q[ue] dignamente engrandecerelos. Copia grande de n[uentros] Misio neros Jesuitas se podían alegar con corroboración de esta verdad q[ue] glorio samnete Han trabajado en aquellas inslas y en esta prou[inci]a, celebres en unas y en otras. 6. En estas sin quitar a aquellas sus Glorias, y triumphos son celeberrímos sus hazañas y proezas. Q[uie]n hasta agora ha ingnorado q[ue] entre estas barbaras Gentes, entre Montes y breñas han sido los Jesuitas Misioneros el alivio en sus aflicciones, el conzuelo en sus tristezas, el descanso en sus trabajos, la quietud en sus casas, la paz en sus pueblos, el pan en sus hambres, el vesitdo de sus desnudezas, los medicos en sus enfermedades, los enfermeros en sus dolencias, los agentes en sus causas, los defensores en sus ierros, los Protectores en todos sus negocio y cosas, y por abreviar sus p[adr]es rectores y Ministros en lo espiritual, y tambien sus madres y amar en lo temporal, y como vulgarmente se dize los pies y manos de todos ellos y en todas sus necesidades y menesteres. No es cosa de adminración solo lo dicho, en fin son los infelices Indios, hijos, feligreses, y desvalidos y los Misioneros, sus padres, sus parrochos, su amparo, su abrigo y aun su paño de lágrimas, como suele decirse y los tenemos no por título de charidad, sino de justicias encargados a n[uest]ra dirección y cuidado por N[uestros] Catholicos Reies, y s[eño]res 7. Lo que se admira, ensalsa y alaba es q[ue] haian ocupado y ocupen en todas estas obras de piedad, zelo, y misericordias con los vecinos, moradores, y Patricios todos de esta Gobernasion, y aun con aquellos mismo, q[ue] despues de recevidos immensos largos beneficios, hazen lo mesmo q[ue] las envenenadas Vivoras quitan la vida a aquellos mismo q[ue] se las dieren o lo que los cuerbos q[ue] con gran inpiedad privan a sus mismos padres de la luz de sus ojos o lo que los traidores con sus dueños, el osculo de paz, las alabanzas y los encomios entre n[uestr]as paredes y en n[uestr]a precencia y ls calumnias, im posturas, y sacrilegios maledicencias en los estrados, en los tribunales, en las cortes, en las calles, en las plazas. D[e] q[uan]tas Vivoras o q[uan]tos cuerbos. o q[uan]tos traidores hemos tenido desde que florecemos en el Orbe y especialmente en es

Last edit about 1 year ago by Eduardo Henrique Gorobets Martins
Displaying pages 1 - 5 of 38 in total