Justlahuaca (Oaxaca), 1580

ReadAboutContentsVersionsHelp
6
Needs Review

6

y mercaderes, y los labradores y otros de diversos oficios: cada uno tenía su ídolo que adoraba por sí para cada oficio, y cada uno de estos ídolos tenía su nombre por sí.

Asimismo, adoraban al sol los guerreros valientes, al que llamaban en su lengua míxteca TAANDOZO6 y que, cuando andaban en las guerras, si mataban algún indio estos guerreros, luego le sacaban el corazón y lo ofrecían al sol.

Y, por la multiplicación del género humano, tenían otro dios que llamaban en su lengua de ellos YocosrrÑAYUTA,7 al cual ofrecían plumas coloradas y verdes, y sahumerios.

Tenían sacerdotes dedicados para aquel efecto, los cuales eran escogidos por el cacique y principales y los más ancianos del pue blo. Y dicen que, si algún sacerdote hacía alguna cosa indebida, que luego el cacique le mandaba matar, y esto entendíase cuando el sacerdote tenía exceso con alguna mujer, porque estaba dedicado para servir a sus dioses.

Y estos sacerdotes eran hijos de caciques e indios principales, que, desde niños de cinco y seis años, se criaban en los templos para aquel efecto, y les enseñaban lo que habían de hacer y cómo habían de sacrificar. Y estos sacerdotes, cuando habían de celebrar alguna fiesta, ayunaban, de ellos tres días con sus noches, y de ellos a más días, conforme a las fuerzas que tenían; y sustentábanse estos sacerdotes solamente con chupar unos cañutos de humo que ellos llamaban en su lengua PUQUIETES, y con otra yerba que se ponían entre los bezos de la boca y los dientes, a la cual yerba llaman PICIETE, 3 y servían en los templos.

Y cuando llegaba el día que estaba dedicado para hacer fiesta a algún dios de los que adoraban, todos los naturales de estos dichos pueblos acudían a la parte y lugar donde se habían de hacer los sacrificios, con muchos presentes de mantas, gallinas, venados, vino de su tierra de ellos (que llaman PULQUE) , y plumería y piedras preciosas, codornices y palomas de la tierra, tórtolas, y otros muchos géneros de aves y animales para la dicha fiesta. Y dicen que, después de la junta de los sacerdotes, ellos mismos se sacaban sangre de las lenguas y de las orejas para

Last edit almost 5 years ago by LLILAS Benson
7
Needs Review

7

sacrificar; y sacaban la sangre con navajas, y lo mismo hacían los caciques y principales.

Y después de hecha la junta de todos ellos, a la medianoche se sacaban la dicha sangre de las lenguas y orejas, y la sacrificaban a sus dioses. Y otro día por la mañana, se daban entre todos ellos sus presentes de mantas, rosas y plumerías, y luego hacen sus convites de comidas y bebidas, y algunos quedan borrachos, excepto los sacerdotes, que no les dejaban beber el dicho PULQUE, porque no les es dado por ser sacerdotes.

Y, asimismo, cuando el cacique se había de casar con hija de algún cacique de otro pueblo, dicen que se juntaban muchos principales y grandes para ir por la dicha cacica, y llevaban muchos presentes de mantas, joyas de oro y piedras preciosas; y llevaban muchas gallinas, venados, conejos, y otros muchos bastimentos para celebrar la dicha fiesta y traer la dicha cacica. Y, traída la cacica a casa de su marido, tornábanse a juntar de noche todos ellos, y los sacerdotes con ellos, y hacían su parlamento. Y, después de hecho el parlamento entre todos ellos, tomaban el canto de la manta que traía puesta el cacique, y asimismo tomaban el canto de una ropa que traía la cacica, la cual ropa llaman en su lengua HUIPILE, y añudaban los dos cantos de la dicha manta y HUIPIL de manera que quedaban atados, y, hecho este ñudo, les traían de c0mer. Y el cacique partía un pedazo de pan de la tierra y un pedazo de carne, y le daba el bocado a comer a la dicha cacica, y la cacica hacía lo mism‘o, y así quedaban casados. Y éste era el casamiento entre ellos. .

Y los hijos de estos tales eran tenidos por legítimos, y heredaban el lcacicazgo. Y no había diferencia en los hijos y las hijas para heredar, a causa de que no diferían en los linajes; porque el que era cacique se casaba con cacica, y el principal con principala, y así se acomoIdaban unos caciques con otros. Y estos dichos caciques tenían otras muchas mujeres de su servicio en su casa. y dicen que, si los tales caciques no venían a tener hijos legítimos, y aunque tuviera hijos ’bastardos,

Last edit almost 5 years ago by LLILAS Benson
8
Needs Review

8

éstos no heredaban el cacicazgo, sino los parientes del cacique más cercanos.

Y dicen que, asimismo, cuando querían tratar algún casamiento de algún cacique, lo primero que hacían era que los padres de los caciques que se habían de casar iban a hablar con los PAPAS y los sacerdotes, y les llevaban sus presentes de mantas pintadas, y joyas y piedras, y el PAPA y sacerdotes hacían sus invocaciones al demonio, y le avisaban si se había de hacer, o no, y si era bueno el casamiento, o no, y si habían de tener hijos, o no, porque el cacicazgo no quedase sin sucesor. Y los MACEHUALES, que son los tributarios y vasallos de los caciques, alguno .de ellos tenía una o dos mujeres, y esto no era, por falta de mujeres, sino por no poderlas sustentar.

'15 E1 gobierno que tenían era obedecer lo que sus caciques les mandaban, los cuales siempre tenían en sus casas cercanos parientes, que vivían en otra parte diferente de donde el cacique estaba, y a éstos acudían todos los demás naturales del pueblo y les daban cuenta de sus negocios, y éstos comunicaban todo lo que el cacique quería. . . Castigaban con gran rigor el adulterio, que no quedaban con las vidas, y lo mismo a los que hurtaban, y los bienes de los tales los aplicaban para el cacicazgo; y los que debían deudas y no tenían de qué pagar, se los daban al acreedor por esclavos perpetuos, y se servían de ellos, o los vendían o sacrificaban, o hacían de ellos lo que querían.

No tuvieron guerra ninguna los naturales del pueb1o de Justlahuaca con ningunos, comarcanos ni de lejos. Los de Tecomaxtlahuaca, dicen, tuvieron guerra con los mexicanos, los cuales, dicen éstos de Tecomaxtlahuaca que, en dos veces que tuvieron recuentro con los mexicanos, quedaron ellos con victoria.

La manera de su pelea era con macanas de palo agudas, y rodelas de unas varas recias que llaman en su lengua OTATES (que las entretejían) e ICHCAHUIPILES, que son unas armas de algodón, y arcos y flechas y hondas; y llevaban sus banderas con mucha plumería colorada. Las cabezas llevaban descubiertas, sólo con unas mantas atadas, con unas

Last edit almost 5 years ago by LLILAS Benson
9
Needs Review

9

plumas en ellas, y las piernas descubiertas, y embijados los rostros y las piernas, y los cabellos largos, entranzados. Y arremetían a los contrarios con mucha grita y alarído, y allí peleaban hasta vencerse los unos; y llevaban sus orejeras de oro y, en las narices, lo mismo.

E1 hábito y traje ordinario que traían era unas mantas de algodón, los principales y los MACEHUALES.’ ataban las dos puntas en el un hombro y cubrían hasta el pie, y las vergüenzas tapaban con un paño que traían en un cinto a raíz de la carne, por las prOpias mantas. Visten, ahora, camisas y jubones y zarahuelles de algodón, y jaquetas de paño de la tierra, los que pueden, y algunos caciques traen sus calzas y sayos y capas, y sombreros todos los más.

Y la mujeres se visten una ropa, abierta por la mitad de la cabeza y abiertas las mangas, que llaman ellos en su lengua SIQHU y, en mexicano, HUIPILI, y, de la cinta abajo, traen unas mantas gruesas listadas de diferentes colores, ceñidas, que en su lengua llaman SYYO y, en mexicano, CUEITL.9 Los mantenimientos de que antes usaban son maíz y frijoles, ají, lagartijas, conejos, venados, ratones. Y esto, los que los podían que vivían en otra parte diferente de donde el cacique estaba, y a es'tos acudían todos los demás naturales del pul'hebljo y les daban cuenta de sus negocios, y es'tos comunicaban todo lo que el cacique quen'a. Castigaban con gran rigor el adulterio, que no quedaban con las vidas, y lo mismo a los que hurtaban, y los bienes de los tales los aplicaban para el cacicazgo; y los que debían deudas y no tenían de qué pagar, se los daban al acreedor por esclavos perpetuos, y se servían de ellos, o los vendían o sacrificaban, o hacían de ellos lo que querían. No tuvieron guerra nin'guna los naturales del pueblo de Iustlahuaca con ningunos, comarcanos ni de lejos. Los de Tecomaxtlahuaca, dicen, tuvieron guerra con los mexicanos, los cuales, dicen es'tos de Tecomaxtlahuaca que, en dos veces que tuvieron recuentro con los mexicanos, quedaron ellos con victoria. La manera de su pelea era con macanas de palo agudas, y rodelas de unas varas recias que llaman en su lengua OTATES (que las entretejían) e ICHCAHUIPILES, que son unas armas de algodón, y arcos y flechas y hondas; y llevaban sus banderas con mucha plumería colorada. Las cabezas llevaban descubiertas, sólo con unas mantas atadas, con unas plumas en ellas, y las piernas descubiertas, y embijados los rostros y las piernas, y los cabellos largos, entranzados. Y arremetían a los contrarios con mucha grita y alarido, y allí peleaban hasta vencerse los unos; y llevaban sus orejeras de oro y, en las narices, lo mismo. El hábito y traje ordinario que traían era unas mantas de algodón, los principales y los MACEHUALES: ataban las dos puntas en el un hombro y cubrían hasta el pie, y las vergüenzas tapaban con un paño que traían en un cinto a raíz de la carne, por las propias mantas. Visten, ahora, camisas y jubones y zarahuelles de algodón, y jaquetas de paño de la tierra, los que pueden, y algunos caciques traen sus calzas y sayos y capas, y sombreros todos los más. Y la mujeres se visten una ropa, abierta por la mitad de la cabeza y abiertas las mangas, que llaman ellos en su lengua SIQHU y, en mexicano, HUIPILI, y, de la cinta abajo, traen unas mantas gruesas listadas de diferentes colores, ceñidas, que en su lengua llaman o y, en mexicano, CUEITL.9 mantenimientos de que antes usaban son maíz y frijoles, rtijas, conejos, venados, ratones. Y esto, los que los podían haber y cazar en los montes a hurtadillas, porque ninguno podía ir a caza, sino cuando el señor iba. Y dicen que, cuando así había de salir a caza el señor, antes que saliese de su casa, hacía la junta de su gente e invocaban a sus ídolos. Y luego salían al monte y cazaban dos o tres días, y mataban muchos venados, conejos, leones, tigres, gallinas de la tierra monteses, y otras muchas sabandijas. Y más, tenían que, cuando así habían de salir a caza, no habían de ir enojados unos con otros, sino muy conformes, porque dicen que, si alguno iba enojado con otro, que era ir en balde porque no habían de matar caza.

Averiguado es que, antiguamente, vivieron más sanos que ahora y hubo más indios, y la causa no se sabe, más de que los naturales dicen que, con tres pestilencias que ha habido deSpués que los españoles vinieron, se han consumido. Tiene ahora este pueblo de Iustlahuaca, con sus sujetos, trescientos

Last edit almost 5 years ago by LLILAS Benson
10
Needs Review

10

y setenta y siete tributarios, y solía tener muchos más. Hallóse, en la última cuenta que se hizo habrá poco más de un año, los dichos trescientos y sesenta y siete tributarios.10 Y en el de Tecomaxtlahuaca, que está, como dicho es, a un tiro de piedra del monasterio de este dicho pueblo, se hallaron, en la última cuenta que se le hizo habrá poco más de año y medio, con sus sujetos, quinientos y veinte y cinco tributarios.

17 E1 puesto de estos dos pueb1os parece sano, porque está asentado en buena parte y no es húmedo; y es tierra de buen temple, más frío que caliente, y corre todos los días de esta vida, desde las dos de la tarde hasta las seis de la noche, una marea muy recia, que es tenida por sana. Las enfermedades que los indios de estos dichos dos pueb1os padecen son calenturas y cámaras de sangre, y dolores de cuerpo y de cabeza. Los remedios que para esto tienen son sangrías algunas veces y, lo más ordinario, bañarse en baños que tienen artificiales, y en los arroyos y fuentes, y bebidas de yerbas que tienen. Y también usan de muchas yerbas medicinales.

22 Los árboles silvestres que a la redonda de estos pueb1os hay son pinos, encinos, robles, sabinos, madroños. De los pinos se aprovechan para vigas, y tablas y varazones para hacer casas, y de los robles y encinos se aprovechan para hacer COAS para labrar sus tierras, y, de los demás, para leña. 23 Los árboles de fruta son como cerezos de España, que casi llevan la propia fruta, que los llaman en la lengua mixteca DAYA y, en mexicano, CAPULI; y tienen árboles de duraznos y membrillos; y tienen magueyes, de que sacan miel; y tienen morales de la propia manera que los de España, e higos y peras y manzanas, que las plantas se han traído de España, y acá se dan bien, aunque las

frutas no son tan buenas como las de España.

24-25 Tienen trigo de España, el cual se da muy bien en estos dichos pueblos, salvo que algunas veces se hiela. No siembran en cantidad, porque los indios se dan

Last edit almost 4 years ago by Ryan Sullivant
Displaying Page 6 - 10 of 24 in total