page_0002

OverviewTranscribeVersionsHelp

Facsimile

Transcription

Status: Incomplete

ran de aqui ental disposición y con provisiones y repuestos
tan abundantes que a penas se haràn creibles a los q[u]e vean
las memorias, que no hayan presenciado su despacho, como
nosotros.
Lo cierto ès que los Barcos llegaron à Californias
sin la menor proporción de seguir viaje à que estaban
destinados; pues necesitaban carenarsse, reemplazar sus ran-
chos enteramente, infarciarlos? de nuevo, y poner en ambos
competentes tripulaciones con repuestos de todas classes p[ar]a
algunos meses; pero estas dificultades q[u]e à todos nos pareci-
an insuperables en Californias, las vimos allanadas, y des-
vanecersse como el humo contanta celeridad, que tendría-
mos por sueño el sucesso à no hauer sido testigo de los
hechos.
Vimos primero entrar el S[eño]r. Carlos en el Puerto de la
Paz el 25 de Nouiemb[r]e haciendo mas de 6 pulgadas de agua
por hora, falto de marinería, destrozada su Jarcía, con
dos Anclas rotas, su carga averiada, excepto algunos ter-
cios de arina, y sin rancho alguno, y estas adversidades
que huvieran consternado seguram[en]te el anímo mas grande
y en que todos fundaban el clamor de que el Paquebot se
volviera al arsenal de S[a]n Blas, nos hicieron conocer
después con admiración hasta que punto hauia el S[eño]r Visita-
dor meditado y prevenido de calcimientos mas uno pinados;
por que de antemano tenia en la Paz un Maestro cons-
tructor, seis carpinteros de ribera, tres herreros dos cala-
fates, y corchadores con la innumerable copia de utiles
y repuestos precisos, a una Carena de firme, que se dio àl
Paquebot en menos de quince días; se labrò al mismo t[iem]po
y se le puso toda la Jarcia nueva; se le hicieron Cauos y
guindalezas que lleua de respecto; se aprontaron todos los
2

Notes and Questions

Nobody has written a note for this page yet

Please sign in to write a note for this page