Spanish Colonial Manuscripts at the Benson Latin American Collection

OverviewStatisticsSubjects

Search for "La Palma"

blac_WBS_1658

4

4

no podemos tener con abundancia porque me hai quien siembre continuamente, ocupado los hijos conlas armas en la mano, oya con que achaque entrgados a la desidia. Escribieron de dicho señor Gobernadorque a mas de los 150 Yaquis ve compondria el campo de 150 soldados arreglados, y 30 vecino. El diariode la campaña ya escribí, enviandolo a V.R. Despues aca no ve muestra las armas; y las de el ene-migo continuamente hostilizan y vi al enfermo de mucho tiempo no se le aplican remedios, co-mo sanara? Que abre la naturaleza? Con que ayuda? Con que socorro? Con que medicina? Mas y masve desflaquecrea hasta dar en el sepulchero aunque no vea por otra cosa, que por la debilidad. He es enferm-medad, lo que producen las Provincias, que con solo remedio paliativos se conserven sin morir antesde muchos.Y si a la enfermedad tan larga, que producen las Provincias, ve añaden nuestro achaques,que diremos? Fue sin duda moxi--. Yo me voy Profeta, ni hijo de Profeta: dos o tres cantas --- al difun-to Gobernador --- Juan de Mendoza en que le exponia el riesgo, en que estaban las otras Haciones dese-guia el mal ejemplo de los sublevados, el poco castigo, que estos experimentaban: porque a mas de que to-dos somos inclinados a lo malo, el mal ejemplo es un estímulo muy grande, que el Demonio les había de soplar, sí a estos, siendo tan pocos, no se les hace mella, aumentandosé su número con nosotros, o dan-do nosotros por otra parte, se hará imposible nuestro castigo. Ni [arco], que será necesario, que el Diablo use de sus andides, para persuadir esto a los Indios: pues como Vuestra Reverencia experimento, están ya muy avisados, muy despiertos, discurren ya, aunque para su mal, muy delgado, a que se llega a su natural velcidad, e incons-tancia, ser amigos de toda novedad, enemigos de la sujeción, del trabajo, inclinados al robo, gente de poca vergüenza, por la común indevotos, amigos de la ociosidad, del monte, habituados, y ya dies-tros en el manejo de las armas por tantos años: todo me hacía pensar, que no acabar con los reve-lados, o sujetarlos, podía inficionar, y ser la levadura de las otras Naciones. Ya mi Padre Procurador,se experimenta, y quiera Dios guarde no pase adelante el contagio, que aún ahora con una seria, y pron-ta providencia de esta corte, aunque en muchos años no se le santé el enfermo, y vuelva a su anti-guo lustro; pero sin duda convalecera. Es el caso que los Pimas bajos a toda prisa se están quitando ya la máscara. Digo, quitándose la máscara porque jamás han sido buenos, hablo del común, siem-pre han estado inclinadose a la parte, que prevalece y aún desde que comenzaron los Seris esta úl-tima sublevación, se ha sospechado, que los Pimas bajos tenían algún comercio con ellos (vuelvo a decir, que no de todos se ha pensado así, sino de la mayor parte) pero ahora mi Padre Procurado, ya las sospechas pasan a realidades, ya se dejan ver puntitas de Pimas bajos, cometiendo robos, muer-tes, y por los montes ya no hay paraje seguro, que no esté infestado de enemigos, y entre ellos Pi-mas bajos, unas veces acompañando, y guiando a los Pimas altos, otras solos ellos cometiendo insul-tos: En el camino de la Trinidad a Soyopa salieron dichos Pimas bajos a la [requa] de Don Joaquín de Revuelta, que iba con ropa al Real de la Trinidad; mataron al referido Revuelta, a Moreno, y a todos los [arrieros], y después destriparon la carga y cogieron lo que gustaron, dejando tirado en el camino lo demás; a otros arrieros que llevaban vino a dicho Real, les salieron los expresados Pimas.En Cabora, puesto que ya Vuestra Reverencia se acordará cerca de Batacora dieron los Pimas bajos, mataron a unos, e hirieron a otros. En la Palma han hecho lo mismo: en el Nincori hay [rochela]: En la Sierra de Baroyeca han metido ganado, esto es por el lado del Sur; que por el Norte no hay lugar, en que no haya Pimas bajos. En las cercanías del Pueblo de [Bahcon], en Yaqui se han cogido rastros de dichos Pimas, y han tenido los Yaquis refriega con ellos, y ha habido de una, y otra Nación heri-dos. Se experimenta que dichos Pimas bajos andan todo toda la tierra en cuadrillitas cortas, por don-de mucho número de gente junta suele experimentar atentados, que cometen los Seris y Pimas altos, y ellos andan sin ese riesgo y sin experimentar daño. Se experimenta que de los Pueblos de Pimas bajos suelen faltar algunos Indios, y después que sucede alguna desgracia, se aparecen en los Pueblos, de donde antes faltaban. Se experimenta que hacen una entrada a los Pimas altos y los mismos Pimas ba-jos hacen las humaredas correspondientes, si los soldados siguen a los enemigos. Se experimenta que sien-do Pueblos cortos en número de Indios los de Pimas bajos, y estando algunas ocasiones totalmente desier-

Last edit over 2 years ago by Leah
1 record