Untitled Page 573

OverviewTranscribeVersionsHelp

Facsimile

pequeño río Guatanay, que a excepción de los meses de Enero, Febrero y Marzo, lleva muy poca agua con que riegan los campos vecinos: la grandeza y magnificencia de los x edificios de la fortaleza, y del templo del Sol, sorprehendió a los primeros Españoles conquistadores que entraron en esta Ciudad el año de 1534, en que Don Francisco Pizarro se apoderó de ella, tomando posesión por el Emperador Carlos V: era entonces Capital de todo el Imperio del Perú, y resiciencia de los Emperadores, y sus calles grandes, anchas y. rectas: hoy compite su grandeza con la de Lima: las casas son casi todas de piedra y de buena construcción: la Catedral, que tiene por título la Asunción, es grande, hermosa, rica, y de muy, buena arquitectura, y algunos le dan la preferencia comparada con la de Lima: tiene en ella 3 Curas en la Capilla del Sagrario, 2 para Españoles, y el otro para Indios y Negros: 6 Parroquias, que son nuestra Señora de Belén, San Cristóval, Santa Ana, San Blas, Santiago y el Hospital, ademas de otras dos que hay fuera de la Ciudad llamadas San Gerónimo y San Sebastian: 9 Conventos de Religiosos de las Ordenes siguientes: uno de Santo Domingo, fundado donde tenían los Indios el gran templo del Sol: dos de San Francisco, uno de Observantes y otro de Recoletos, el de San Agustín, de la Merced; dos Colegios que fueron de los Regulares de la extinguida Compañía, el principal a la parte del Oriente, destinado hoy para sala de armas, y e1 otro a sus espaldas, en que estaba el Noviciado y Casa de Estudios, para Quartel de Tropa, y la Iglesia para ayuda de Parroquia de la Catedral; quatro Hospitales, el primero y mas antiguo el del Espíritu Santo, en que se curan los Indios de ambos sexos, sujeto al Patronato del Cabildo Secular, y se gobierna por una junta de 33 personas, cuyo Presidente es el Alcalde con primer voto, y después al Administrador o Hermano Mayor; tiene dos Capellanes y copiosas rentas, siendo una de ellas el derecho que pagan todos los efectos que pasan por el Puente de Apurimac y pertenecían al Real Erario, hasta el año de 1763, en que a instancia del Alférez Real Don Gabriel de Ugarte, Hermano Mayor, lo concedió el Rey al Hospital con el dominio y Señorío del Puente, por permuta de unos juros que le dexó en Sevilla Rodrigo de León, con lo qual se aumentó hasta 250 camas; hay Jubileo concedido a su Capilla por la Sede Apostólica, que celebra en la Octava de Pentecostés con mucha solemnidad y concurso de gentes, y fue el primero en la América. El segundo de los Religiosos de San Juan de Dios, para hombres Españoles, con 50 camas: el tercero de nuestra Señora de la Almudena, para toda especie de gentes, con otras 50 y 4 para Sacerdotes, al cuidado de los Religiosos Beletmitas; y el quarto el de San Andrés, con 30 camas, para mugeres Españolas: tres Monasterios de Religiosas: el primero de Santa Catalina de Sena, fundado donde tuvieron los Indios las Vírgenes dedicadas al Sol, y los otros dos de Santa Clara y Carmelitas Descalzas: otros quatro Beateríos, que son las Nazarenas, las de nuestra Señora del Carmen, las de Santiago y las de San Blas: tres Colegios, que son: el de San Bernardo, donde se enseña Gramática, Filosofía y Teología, fundado por un Caballero Vizcayno, para los hijos de los conquistadores, que estuvo a cargo de los Regulares de la Compañía, y hoy al de un Rector Eclesiástico: el de San Borja, para los hijos de los Indios Caciques, donde aprenden primorosas letras, y el instrumento de música a que se inclinan, y también dirigían los referidos Regulares de la Compañía; y el de San Antonio Abad, que es Seminario, para el servicio de la Catedral, con Universidad, y es de suntuosa arquitectura. Conserva esta Ciudad muchos monumentos de su antigua grandeza y entre ellos la gran fortaleza, construida para su defensa, que aunque maltratada por la injuria de los tiempos, manifiesta el poder de los Incas, causando admiración a quantos la ven, pues siendo su fábrica de unas piedras de disforme tamaño y de superficies muy irregulares, están unidas con tal primor y sin mezcla de otro material, que no es fácil comprehender como las colocaron allí y labraron sus encajes, no conociendo el hierro, acero, ni máquinas para ello: los baños, que son dos fuentes de agua, una caliente y otra fria: fracmentos de una gran calzada de piedra, que mandaron fabricar los Incas hasta donde está Lima: vestigios de loscaminos subterráneos, que de las casas o palacios del . Inca

Notes and Questions

Nobody has written a note for this page yet

Please sign in to write a note for this page